AMORIS LAETITIA. Introducció i capítol I

Iniciem la lectura de l'encíclica Amoris laetitia. Cada quinze dies introduirem dos capítols nous. Les vostres aportacions sempre seran benvingudes. Intercanviar opinions, compartir reflexions i participar en aquest blog sempre serà signe de comunió entre cristians.

Si encara no la teniu, cliqueu ací.

(Aquesta entrada ha estat preparada per Mn Toni Muñoz Revert)

El Papa nos muestra a la familia no como un ideal, sino más bien, como una creación, que se manifiesta desde la ternura, pero al mismo tiempo se ve confrontada con el pecado desde su origen, es decir, desde que la relación se transforma en un “dominio”.

El Santo Padre, pretende tres cosas: Profundizar, orientar, ofrecer.

Profundizar: Una palabra importante. El Papa se sitúa en el surco de la palabra de Dios, de la tradición y el magisterio. A partir de ese surco, él, como sucesor de Pedro vuelve a tomar el arado y profundiza en ese surco, para poder entonces encontrar nuevas luces, ensanchar el terreno y descubrir nuevos elementos que nos ayuden a profundizar con libertad cuestiones doctrinales, morales, espirituales y pastorales.

Orientar: A la reflexión y el diálogo, pero sobre todo, la praxis pastoral.

Ofrecer: Aliento, estímulo y ayudar a las familias, caminar con ellas. Apoyarlas, sostenerlas y buscar nuevos horizontes, nuevas luces.

En los sínodos, la metodología clásica era: ver, juzgar y actuar, que tiene sus luces, pero también grandes límites, por lo que el papa decidió cambiar completamente esta metodología, colocando un primer capítulo que es: La palabra de Dios.

- Justificación del nombre de la Exhortación (nº1) 

  • El deseo de familia permanece vivo en el hombre de hoy. 
  • El Evangelio de la familia también es “buena noticia” para el hombre de hoy. 

- Recoge las aportaciones de dos sínodos, que han conformado un “precioso poliedro” (nº4) 

  • “Por ello consideré adecuado redactar una Exhortación apostólica postsinodal que recoja los aportes de los dos recientes Sínodos sobre la familia, agregando otras consideraciones que puedan orientar la reflexión, el diálogo o la praxis pastoral y, a la vez, ofrezcan aliento, estimulo y ayuda a las familias en su entrega y en sus dificultades” 

- Explicación de cada capitulo y propuesta de lectura “diversificada” (nº6-7) 

- Tres criterios de lectura (nº2,3,4) 

  • Moderación: ni cambios sin fundamentos ni fáciles conclusiones normativas. 
  • Pluralidad: interpretaciones diversas en suficiente unidad doctrinal y práctica (hasta que el Espíritu nos lleve hasta la verdad completa) 
  • Misericordia: Plus de misericordia como clave de lectura de la novedad exhortación. 

“Invitación a la misericordia y al discernimiento pastoral ante situaciones que no responden plenamente a lo que el Señor nos propone, y por último plantearé breves líneas de espiritualidad familiar” (nº6)



CAPíTULO I.  A LA LUZ DE LA PALABRA (Nº9-30) 

Puestas estas premisas, el Papa articula su reflexión a partir de la Sagrada Escritura en el primer capítulo, que se desarrolla como una meditación sobre el Salmo 128, característico de la liturgia nupcial tanto judía como cristiana. La Biblia “está poblada de familias, de generaciones, de historias de amor y de crisis familiares” y a partir de este dato se puede meditar cómo la familia no es un ideal abstracto sino un “trabajo ‘artesanal’” que se expresa con ternura pero que se ha confrontado también con el pecado desde el inicio, cuando la relación de amor se transforma en dominio. Entonces la Palabra de Dios “no se muestra como una secuencia de tesis abstractas, sino como una compañera de viaje también para las familias que están en crisis o en medio de algún dolor, y les muestra la meta del camino”.
- Tú y tu esposa (nº9-13)
  • Familia creada “a imagen de Dios”: por la fecundidad (nº11) y por la comunión (nº11-12) 
“La familia no es pues algo ajeno a la misma esencia divina. Este aspecto trinitario de la pareja tiene una nueva representación en la teología paulina cuando el Apóstol la relaciona con el “misterio” de la unión entre Cristo y la Iglesia (Ef 5,21-33) 
“El fruto de esta unión es “ser una sola carne”, sea en el abrazo físico, sea en la unión de los corazones y de las vidas y, quizás, en el hijo que nacerán los dos, el cual llevará en sí, uniéndolas no solo genéticamente sino también espiritualmente, las dos “carnes”. 
- Tus Hijos como brotes de olivos (nº14-18): Llenos de energía y de vitalidad. Si los padres son como los fundamentos de la casa, los hijos son como “las piedras vivas” de la familia. 
  • Hijo significa “construir” (nº14) 
“La presencia de los Hijos es de todos los modos un signo de plenitud de la familia en la continuidad de la misma historia de salvación, de generación en generación” 
  • Familia: “Iglesia doméstica”, “mesa eucarística” (nº15) 
“El espacio vital de una familia se podía transformar en Iglesia doméstica, en sede de la Eucaristía, de la presencia de Cristo sentado a la misa mesa.” 
  • Familia: “sede de la catequesis” (nº16-17) 
“La familia es el lugar donde los padres se convierten en los primeros maestros de la fe para sus hijos”
“Los padres tienen el deber de cumplir con seriedad su misión educadora, como enseñan a menudo los sabios bíblicos” 
  • Los Hijos no lo son en propiedad (nº18) 
“Los hijos no son una propiedad de la familia, sino que tienen por delante su propio camino de vida”
- Un sendero de sufrimiento y de sangre (nº19-22) 
  • Dolor, mal y violencia “rompen” la familia (nº19) 
“La Palabra de Dios es testimonio constante de esta dimensión oscura que se abre ya en los inicios cuando, el pecado, la relación de amor y de pureza entre el varón y la mujer se transforma en un dominio: “Tendrás ansia de tu marido, y él te dominara” (Gn 3,16) 
  • La Palabra de Dios recorre el mapa del sufrimiento de la familia como compañera de viaje (nº 22) 
- La Fatiga de tus manos (nº23-26) 
  • Trabajo: sostenimiento de la familia (nº 23-24) 
  • Desocupación y precariedad laboral: sufrimiento de la familia (nº 25) 
“lo que la sociedad está viviendo trágicamente en muchos países, y esta ausencia de fuentes de trabajo afecta de diferentes maneras a la serenidad de las familias” 
  • El mal infringido contra la Naturaleza se vuelve contra la familia (nº26) 
- La ternura del abrazo (nº27-30) 
  • Amor: emblema discípulos de Cristo (nº27) 
“Nadie tiene amor más grande que el que dada la vida por sus amigos” (Jn 15,13) 
  • La ternura madre-hijo, imagen de la ternura Dios-hombre (nº28) 
  • Familia llamada a la unión con Dios (nº29) 
  • María acompaña y abraza el dolor de las familias (nº30)

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Fratelli tutti. Introducció i capítol 1

CAPÍTOL 2. Un extraño en el camino

CAPÍTOL 3. Pensar y gestar un mundo abierto